Noticias

El sistema desmodrómico

20 octubre 2016 - 11:01  | 
mts-1200s_2017_studio_vg_b02_1920x1080-mediagallery_output_image_1920x1080

Como muchos ya sabréis el sistema desmodrómico, también conocido por algunos como DESMO, es un distintivo de la marca Ducati. En términos genéricos, este concepto se usa para indicar los mecanismos que se accionan tanto para activar en un sentido como para activar en el otro (retorno). Aun así, hoy en día ya cuando hablamos del desmodrómico siempre es para referirnos al sistema que usa Ducati en sus motores. Motores bicilíndricos en su mayoría, exceptuando la Desmosedici (la usada en MotoGP) que monta cuatro cilindros en V, dos a dos, y que también, al igual que todos sus modelos, usa el sistema desmodrómico.

El concepto desmodrómico de los motores de los modelos Ducati es un sistema de distribución del tren de válvulas que se caracteriza por tener accionamiento mecánico de las válvulas tanto para el recorrido de apertura como de cerrada, lo cual se consigue a través de dos perfiles de leva, uno para la apertura y otro para el cierre de la válvula. De esta manera se prescinde del uso del resorte.

Un poco de historia

sistema desmodrómico
sistema desmodrómico

Para encontrar el primer sistema desmodrómico conocido debemos remontarnos en el año 1889, en Alemania. Creado por Daimler-Benz para un automóvil equipado con un motor Panhard et Levassor que contaba con válvulas de escape desmodrómico. A partir de aquí el sistema se va mejorando y se implanta en diversos modelos, sobretodo en automóviles de competición. El sentido por el que se popularizó fue que en el pasado los muelles de las válvulas no eran muy fiables, aun así, excepto en Ducati, no se consiguió instalar el sistema en la fabricación en serie, pues su construcción siempre les resultaba demasiado complicada y costosa. Como decíamos, donde sí tuvo mucha acogida fue entre los automóviles de competición, donde Mercedes acogió el sistema con especial atención y lo aplicó en sus Mercedes-Benz W196 de Fórmula 1 de 1954-1955, y en su coche deportivo Mercedes-Benz 300 SLR especial de carreras de 1955. De hecho, incluso en la actualidad los motores de Fórmula Uno utilizan una variante del sistema desmodrómico, donde el cierre de las válvulas se logra mediante un mecanismo neumático.

De hecho, el sistema utilizado por Mercedes deriva de una invención del fundador de la fábrica Norton, J. L. Norton, que lo probó en una moto de 500 cc. con distribución desmodrómica con cuatro árboles de leva en culata, un invento tan complicado y voluminoso que no tuvo salida al mercado.

El sistema desmodrómico en Ducati

sistema desmodrómico
sistema desmodrómico

En el año 1956 Ducati adopta por primera vez el sistema desmodrómico, gracias al ingeniero Taglioni con su 125 Desmo, que utilizó Gianni Degli Antoni con notable éxito en el Gran Premio de 125cc. Este sistema de distribución ha llegado a Ducati para quedarse, aunque no fue hasta 1968, con la Mark 3 Desmo 250 y 350, que el mecanismo no llegó al alcance del público general, eso sí, como accesorio adicional y con un sobre coste.

En 1974 llega una de las motos más queridas de la historia: la 750 SS Desmo. Ésta es la primera bicilíndrica desmo de serie. Una moto que marcó un antes y un después en el sector. A partir de ahí, y con los saltos cualitativos que han representado las competiciones en las que Ducati es presente, el motor de la moto Ducati marca la diferencia en el sector.

Actualmente, el último motor que ha diseñado la marca de Borgo Panigale para sus motocicletas es el Ducati Testastretta DVT. Las siglas DVT corresponden al término inglés Desmodromic Variable Timing, para ver cómo funciona exactamente este motor, lo mejor es el vídeo que ha publicado Ducati directamente: https://www.youtube.com/watch?v=Xf9tT2TIJaI

Lo que más puede interesar al conductor de esta obra de ingeniería, no solamente es evitar el cruce de válvulas gracias al desmodrómico, es que además con este nuevo sistema se ajustan a la perfección los tiempos de apertura de las válvulas, con lo que la moto funciona como un reloj en bajos y da su máximo rendimiento en altos. Según la propia fábrica, el DVT es capaz de ofrecer unas curvas de potencia y par perfectamente lineales. Sin duda se ha marcado un antes y un después gracias al sistema desmodrómico.

Volver