Noticias

Scrambler DESERT SLED BLACK EDITION

28 septiembre 2018 - 10:25  | 

Si estás buscando una moto que tenga una personalidad propia, la Scrambler Desert Sled Black Edition es una buena oportunidad, sobre todo, si eres un amante de la aventura. Estamos ante una moto que cuenta con la base mecánica de la Scrambler 800 pero que se ha reforzado en diferentes aspectos como son el chasis y las suspensiones, consiguiendo que sea una moto mucho más cómoda y manejable, mejorando las sensaciones al conducirla en todo tipo de terrenos. Además de esto, también se han mejorado diferentes elementos que mejoran la seguridad y protección de la misma, por lo que se puede exigir mucho más de la moto y responde a las mil maravillas hasta en las condiciones más adversas.

 

La estética con la que cuenta esta nueva Scrambler también ha sido mejorada. Para empezar, cuenta con unos guardabarros más elevados que en modelos anteriores y con faro homologado que cuenta con una rejilla de protección. Como hemos dicho antes, las suspensiones también han mejorado, siendo ahora de largo recorrido, hasta unos 200 mm.

 

Cuenta con una horquilla invertida de 46 mm de diámetro que además vamos a poder regular sin problema en la precarga del muelle, en compresión y, también en extensión. El amortiguador de la moto también será completamente regulable y se ha conseguido producir un chasis mucho más robusto, de forma que la moto sea más resistente y logre un mayor impacto visual.

 

Continuación y mejora, de una gama exitosa

 

Otra de las mejoras que nos encontramos con respecto a modelos anteriores, son las ruedas que monta en donde ahora son de radios y cuenta con dos medidas diferentes, una de 19 pulgadas para la delantera y una de 17 para la trasera. Además, los neumáticos que monta ya denotan el carácter de la moto puesto que los Pirelli Scorpion Rally STR están pensados para el trail más duro, por lo que junto a su chasis mejorado y reforzado, hace que esta Scrambler sea un auténtico todoterreno.

 

Tal vez donde menos cambios haya sea en su motor, puesto que monta un bicilíndrico de hasta 803 centímetros cúbicos refrigerados por aire y aceite como se podía ver en modelos anteriores. Sin embargo, la electrónica sí que ha sido mejorada y ahora cuenta con una entrega de potencia mucho más suave por lo que se puede disfrutar mejor de sus 75 cv a 8.250 revoluciones por minuto. Una auténtica reina del desierto.

 

 

Volver