Noticias

Revisa la suspensión de tu moto. ¿Es segura?

27 abril 2018 - 10:23  |  Categorias: Novedades.

Revisar tu moto es uno de los aspectos más importantes de cara a las labores de mantenimiento que tienes que realizar. El mantenimiento de la moto, no es únicamente la limpieza o los acabados, si no comprobar, que todos los elementos de la misma se encuentren perfectamente, debido a que la mayoría de ellos, son medidas de seguridad.

En este caso, la suspensión es uno de los aspectos más importantes, ya no solo de cara a la seguridad, sino también a otros aspectos, ya que una mala suspensión, puede acabar por dañar otras partes de la moto, por no hablar de accidentes.

Revisar la suspensión

Para revisar esta suspensión hace falta observar varios puntos de la misma. En este aspecto, hace falta revisar la horquilla delantera y el amortiguador trasero. Para ver que se encuentran en buen estado; es importante también, no encontrar restos de aceite, puesto que esto, podría significar que hay una fisura que filtra aceite al exterior, lo que indicaría que estaría dañado.

Para poder comprobar la suspensión en la parte de la horquilla delantera, deberemos de hacer frenar a la moto y cargar todo el peso en el manillar. Cuando se baja y se sube la suspensión, hay que revisar que no se está haciendo a tirones y que el cambio se produce con suavidad. En el caso de revisar el amortiguador trasero, el procedimiento es el mismo, cargar el peso atrás y comprobar que no haya tirones de por medio.

Además de estas comprobaciones, hay más aspectos que saltan a la vista, como son, por ejemplo, los posibles restos de aceite encontrados en los muelles o incluso en la botella después de un trayecto largo. Otro aspecto significativo es, si al rodar por un terreno con baches, notamos que la suspensión hace tope. En estos casos, deberemos de visitar al mecánico con urgencia.

Si la suspensión de la moto se encuentra dañada, también se puede notar en otros aspectos de la conducción. En primer lugar, la distancia de frenado será mayor de lo habitual, por lo que lo notaremos al frenar. En segundo lugar, la moto se nos desviará continuamente, por lo que tendremos que andar corrigiendo la posición cada poco.

Para evitar que esto nos pase, lo aconsejable es hacer revisiones de forma periódica, aunque no hayamos notado nada de los casos anteriores, ya que muchas veces, el problema es muy pequeño y cuesta verlo a simple vista pero, en el caso de no poner remedio, es bastante probable que se agrave con el paso del tiempo y que termine ocasionando los problemas que hemos detallado con anterioridad. Para conducir una moto, la seguridad, tiene que ser lo primero.

Volver